Narrow screen resolution Wide screen resolution Auto adjust screen size Increase font size Decrease font size Default font size

AEI Ontígola

EDITORIAL MARZO
Jueves, 06 de Marzo de 2008 10:42

Hace dos meses esta Hoja Informativa cumpla el medio centenar de nmeros buzoneados mes tras mes a lo largo y ancho de nuestro pueblo.

Esto ha permitido que los ciudadanos hayan tenido un acercamiento de las noticias que se genera alrededor de nuestro ayuntamiento y de nuestra labor como partido poltico en la oposicin y ahora como partido poltico gobernante. Algunos han tratado de plagiarnos dando ms apariencia con hojas ms grandes y dibujos insinuantes, pero el fondo que es lo ms importante no lo han conseguido imitar. Nuestra Hoja aparte de informar ha tenido por supuesto,

una dosis de crtica pero tambin de tratar de aportar soluciones a las situaciones criticadas: algunas de ellas tomadas como suyas por el anterior Equipo de Gobierno: pgina web municipal, grabacin de Plenos... Pero de lo que siempre hemos huido ha sido de la mentira o de la calumnia personal para que se ran los cuatro que los adoran en la Casa del Pueblo, que de casa tendr algo, pero del pueblo tan slo el que fueron muchos ciudadanos annimos que ahora no son bien recibidos los que la construyeron, y que se utilizaron medios del Ayuntamiento para poder realizarse. Tambin suponemos que toda la demagogia, mentiras, cotilleos de la que ahora llenan su Boletn querrn que les sirva para tratar de engaar a los nuevos vecinos que no tengan referencia de su quehacer durante 16 aos, que les ha llevado (tan bien lo han hecho) a la oposicin y a ver perennemente como los mismos pasaban de tener un apoyo heredado del 71,43% de los votantes en las elecciones de 1991 a un 40,61% en las ltimas, a pesar de que el apoyo al P.S.O.E a nivel autonmico y nacional se ha mantenido. Suponemos que toda es verborrea que desprenden se debe a su inadaptacin a su nuevo papel y a no tener la conciencia tranquila, porque saben que quienes echaban a los ciudadanos de su despacho, o tenan malas contestaciones o huan por la puerta trasera del petril de la Iglesia eran ellos y no los actuales gobernantes como han podido comprobar quienes han utilizado el servicio de atencin al ciudadano o quienes simplemente les conocen por haber tratado con ellos y saben que educacin y respeto hacia los ciudadanos (sean del signo poltico que sean) les sobra.