Narrow screen resolution Wide screen resolution Auto adjust screen size Increase font size Decrease font size Default font size

AEI Ontígola

EDITORIAL
Lunes, 10 de Diciembre de 2007 11:21
Seguimos con los enredos y manipulaciones (ahora la pluralidad informativa lo permite): mientras que por una parte nos ilustran con decálogos de buena labor política (lástima que no la aplicaran cuando estaban en el gobierno), por la otra no quisieron formar parte del mismo, quizás por no sonrojarse ante lo que el nuevo equipo de gobierno se va encontrando, cual alacrán debajo de una piedra, animal típico de nuestro entorno de picadura no mortal, pero dolorosa y molesta. Aunque ya es cuestión de ir olvidando el pasado (a pesar de la losa que supone) y pensar en el futuro, lo cual no quiere decir que nos callemos ante las faltas a la verdad y la desvirtualización de la realidad. 

          

  Muchos de esos enredos que publicitan son una verdadera falta a la verdad a la que están acostumbrados, en su día en el gobierno (como el convenio fantasma con la Consejería de Educación sobre la financiación conjunta del transporte escolar urbano, que publicitaron hace un año y que en realidad era un brindis al sol del que las arcas municipales tendrán que hacer frente solitas), como ahora en la oposición, normalmente a raíz de que los topos que les informan tanto de los diferentes actos que se realizan (porque  han desistido de acudir a los eventos que no les parece merecedores de su presencia, a pesar de que ahora si tienen su invitación correspondiente) y de las realidades de nuestro pueblo (porque parece que siguen sin pateársele como hacían cuando estaban en el gobierno, salvo el Parque de los Manantiales, aunque su amnesia parece no hacerles recordar que su degradación comenzó cuando se les ocurrió lo de las barbacoas y para rematar intervenir sobre los cauces  naturales  de  los  manantiales: de  esos  barros han venido estos lodos, incluida alguna multa de la Confederación Hidrográfica que tocará pagar con su “saneada economía” muy saneada sobre el papel, pero la realidad ???.